Velón de oración Virgen de la Candelaria

5,00

Es recomendable utilizar el velón de oración a San Elías cuando sabemos que han realizado rituales para  destruirnos a nosotros o a nuestros familiares.

Descripción

La Virgen de Candelaria es la patrona general de Canarias y la patrona en concreto de la isla de Tenerife. La Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de Candelaria es una advocación mariana de la religión católica que tiene su origen en Tenerife. Su etimología deriva de candelero o candela que se refiere a la luz: la luz santa que guía hacia el buen camino y la redención y aviva la fe en Dios. Su festividad se celebra, según el calendario litúrgico, el 2 de febrero, y en ella se recuerda la presentación de Jesús en el Templo de Jerusalén después de su nacimiento y la purificación de María.

Era tradición esta oración se rezará todos los viernes, y cuando había algún enfermo debía ofrecerse una Vela de color amarillo a la Virgen, si estaba bendecida era mejor, esto lo hacían para iluminar espiritualmente el alma del enfermo para  que no tuviera miedo a la oscuridad al momento de la muerte.

 

Querida Virgen de la Candelaria

Querida Virgen de la Candelaria, nos reunimos junto a ti.
Traemos nuestra devoción y nuestro cariño.
Acéptalo, Madre nuestra.
Déjanos contemplar tus virtudes y enséñanos a imitarlas.

Que nos parezcamos a ti cada día más,
para agradar al Señor como tú lo hiciste y vivamos así,
en paz y alegría y
lleguemos luego a compartir contigo la dicha eterna de la gloria.

Virgen Inmaculada de la Candelaria apiádate,
Señora, porque de cuantos en ti confían, tú eres el puerto de salvación.
Oh, María, nuestra esperanza,
nuestro amparo y nuestro auxilio.

Oh Virgen Santísima de la Candelaria:
más que todas las criaturas bienaventuradas
te rogamos que hoy tu alma esté con nosotros,
líbranos,

Señora, de todos los peligros,
aléjanos de enemigos, enfermedades y todo mal,
y danos tu ayuda para salir de esta difícil situación
que nos acongoja el ánimo y nos hace sufrir,
te suplicamos nos alcances de tu Hijo amado,
bendición y remedio.

Oh, Virgen de la Candelaria, te damos gracias,
Madre y Señora nuestra,
conscientes de nuestras debilidades acudimos a ti,
somos tus hijos y nos ponemos en tus manos,
haz que con tu poderosa intercesión sea concedido lo que solicitamos,
y no nos dejes sin tu amparo
y maternal cuidado para que nos eduques
y logres hacer de nosotros verdaderos hijos de Dios.

Amada Virgen de la Candelaria, 
haz que también nosotros suspiremos por tener a Cristo en nuestro corazón y así tú puedas entregarlo a Dios.

Amén.

WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
Cart
Your cart is currently empty.
X