Total: 0,00 
Total: 0,00 

Velón de oración con aceite Inmaculada Concepción

5,00 

Velón de oración con aceite Inmaculada Concepción nos ayuda en la protección, nuestra y de nuestra familia….

Descripción

Velón de oración con aceite Inmaculada Concepción nos ayuda en la protección, nuestra y de nuestra familia. Sobre todo también le podrás hacer peticiones de buena fe que tengan que ver con la prosperidad familiar.

Con Velón de oración con aceite Inmaculada Concepción se le pide por la felicidad y el amor. Para mantener unida la familia. La Inmaculada Concepción  también escucha nuestras peticiones de salud.

El 8 de diciembre la Iglesia celebra la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, doctrina de origen apostólico que fue proclamada dogma por el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854 con la bula Ineffabilis Deus.

La Inmaculada Concepción hace referencia a la manera especial en que fue concebida María. Esta concepción no fue virginal ya que ella tuvo un padre y una madre humanos, pero fue especial y única de otra manera.

Para ser la Madre del Salvador, María fue ‘dotada por Dios con dones a la medida de una misión tan importante’. El ángel Gabriel en el momento de la anunciación la saluda como ‘llena de gracia’.

En efecto, para poder dar el asentimiento libre de su fe al anuncio de su vocación era preciso que ella estuviese totalmente conducida por la gracia de Dios.

La Inmaculada Concepción es un dogma de fe de la Iglesia Católica que se promulgó en el año 1854. Este dogma explica que María es la única persona en la historia de la humanidad que nació sin pecado original.

Dios pensó en María para ser su madre incluso antes de nacer. Por eso decide prepararla de forma especial y le concede la gracia de nacer sin ningún tipo de mancha. Todos los demás nacemos con esa tendencia al pecado, que nos limpia el bautismo. Pero la madre de Jesús no fue víctima de ese pecado original.

Oración a la Inmaculada Concepción

Santísima Virgen, yo creo y confieso
vuestra Santa e Inmaculada Concepción
pura y sin mancha.
¡Oh Purísima Virgen!,
por vuestra pureza virginal,
vuestra Inmaculada Concepción y
vuestra gloriosa cualidad de Madre de Dios,
alcanzadme de vuestro amado Hijo
 la humildad, la caridad, una gran pureza de corazón,
de cuerpo y de espíritu,
una santa perseverancia en el bien,
el don de oración,
una buena vida y una santa muerte.
(Hacer la petición)
Amén»

 

WhatsApp
¿En que podemos ayudarte?
Cart
Your cart is currently empty.

¿Desde dónde estás comprando?